Día 16 de la Preparación

Día 16 preparación para la consagración

Dios y nuestra Madre de la Eucaristía te bendigan, en este décimo sexto día de la preparación para la consagración a Jesús por María.

 

Hoy veremos el TERCER motivo en favor de esta devoción:  Esta devoción nos alcanza la protección Maternal de maría.

COMPROMISO:

Leer el siguiente texto, ¡descárgalo en este link!

Extracto del Tratado

Leer el siguiente texto, ¡descárgalo en este link!

oraciones para día

13 al 19
  • Señor, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Cristo, ten piedad
  • Cristo, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Cristo, óyenos
  • Cristo, óyenos
  • Cristo, escúchanos
  • Cristo, escúchanos
  • Dios Padre Celestial,
  • Ten misericordia de nosotros.
  • Dios, Hijo, Redentor del mundo
  • Dios, Espíritu Santo,
  • Trinidad Santa, un solo Dios,
  • Espíritu que procede del Padre y del Hijo:
  • Ilumínanos y santifícanos.
  • Espíritu del Señor, que al comienzo de la creación planeando sobre las aguas las fecundaste.
  • Espíritu por inspiración del cual han hablado los profetas.
  • Espíritu cuya unción nos enseña todas las cosas.
  • Espíritu que das testimonio de Cristo.
  • Espíritu de verdad que nos instruyes sobre todas las cosa,
  • Espíritu que sobreviene a María.
  • Espíritu del Señor que llena todo el orbe.
  • Espíritu de Dios que habita en nosotros.
  • Espíritu de sabiduría y de entendimiento.
  • Espíritu de consejo y de fortaleza.
  • Espíritu de ciencia y de piedad.
  • Espíritu de temor del Señor.
  • Espíritu de gracia y de misericordia.
  • Espíritu de fuerza, de dilección (amor reflexivo) y de sobriedad.
  • Espíritu de fe, de esperanza, de amor y de paz.
  • Espíritu de humildad y de castidad.
  • Espíritu de benignidad y de mansedumbre.
  • Espíritu de multiforme gracia.
  • Espíritu que escrutas los secretos de Dios.
  • Espíritu que ruegas por nosotros con gemidos inenarrables.
  • Espíritu que descendiste sobre Cristo en forma de paloma.
  • Espíritu en el cual renacemos.
  • Espíritu por el cual se difunde la caridad en nuestros corazones.
  • Espíritu de adopción de los hijos de Dios.
  • Espíritu que en lenguas de fuego sobre los apóstoles apareciste.
  • Espíritu con el cual fueron los apóstoles henchidos.
  • Espíritu que distribuyes tus dones a cada uno como quieres.
  • Sednos propicio,
  • Perdónanos, Señor.
  • Sednos propicio,
  • Escúchanos, Señor.
  • De todo mal,
  • Líbranos, Señor
  • De todo pecado.
  • De tentaciones e insidias del demonio.
  • De la presunción y desesperación.
  • De la resistencia a la verdad conocida.
  • De la obstinación y de la impenitencia.
  • De la impureza de la mente y del cuerpo.
  • Del espíritu de fornicación.
  • De todo espíritu del mal.
  • Por Tu eterna procesión del Padre y del Hijo:
  • Te rogamos óyenos.
  • Por Tu descenso sobre Cristo en el Jordán
  • Por Tu advenimiento sobre los discípulos.
  • En el día del juicio, nosotros pecadores.
  • Para que así como vivimos del Espíritu, obremos también por El.
  • Para que recordando que somos templo del Espíritu Santo, no lo profanemos.
  • Para que viviendo según el Espíritu, no cumplamos los deseos de la carne.
  • A fin de que por el Espíritu mortifiquemos las obras de la carne.
  • Para que no te contristemos a Ti, Espíritu Santo de Dios.
  • Para que seamos solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.
  • Para que no creamos a todo espíritu.
  • Para que probemos a los espíritus si son de Dios.
  • Para que te dignes renovar en nosotros el espíritu de rectitud.
  • Para que nos confirmes por tu Espíritu Soberano.
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Perdónanos, Señor.
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Escúchanos, Señor
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Ten piedad de nosotros.

Oremos:
Asístanos, te pedimos Señor, la virtud del Espíritu Santo, que purifique clemente nuestros corazones y nos preserve de todo mal. Te lo pedimos por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amen.

  • Señor, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Cristo, ten piedad
  • Cristo, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Cristo, óyenos
  • Cristo, óyenos
  • Cristo, escúchanos
  • Cristo, escúchanos
  • Dios Padre Celestial,
  • Ten misericordia de nosotros.
  • Dios, Hijo, Redentor del mundo
  • Dios, Espíritu Santo,
  • Trinidad Santa, un solo Dios,
  • Santa María
  • Ruega por nosotros
  • Santa Madre de Dios,
  • Santa Virgen de las vírgenes,
  • Madre de Cristo,
  • Madre de la Iglesia,
  • Madre de la divina gracia,
  • Madre purísima,
  • Madre castísima,
  • Madre inviolada,
  • Madre virgen,
  • Madre inmaculada,
  • Madre amable,
  • Madre admirable,
  • Madre del buen consejo,
  • Madre del Creador,
  • Madre del Salvador,
  • Virgen prudentísima,
  • Virgen digna de veneración.
  • Virgen digna de alabanza,
  • Virgen poderosa,
  • Virgen clemente,
  • Virgen fiel,
  • Esclava del Señor,
  • Espejo de justicia,
  • Trono de sabiduría,
  • Causa de nuestra alegría,
  • Vaso espiritual,
  • Vaso honorable,
  • Vaso insigne de devoción,
  • Rosa mística,
  • Torre de David.
  • Torre de marfil,
  • Casa de oro,
  • Arca de la alianza,
  • Puerta del cielo.
  • Estrella de la mañana,
  • Salud de los enfermos,
  • Refugio de los pecadores,
  • Consoladora de los afligidos,
  • Auxilio de los cristianos,
  • Reina de los ángeles,
  • Reina de los patriarcas,
  • Reina de los profetas,
  • Reina de los apóstoles,
  • Reina de los mártires,
  • Reina de los confesores,
  • Reina de las vírgenes,
  • Reina de todos los santos,
  • Reina concebida sin mancha original,
  • Reina asunta a los cielos,
  • Reina del Santísimo Rosario,
  • Reina de la familia,
  • Reina de la paz,
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Perdónanos, Señor.
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Escúchanos, Señor
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Ten piedad de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que nos hagamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oremos:
Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo; y por la intercesión gloriosa de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

  • Señor, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Cristo, ten piedad
  • Cristo, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Señor, ten piedad
  • Cristo, óyenos
  • Cristo, óyenos
  • Cristo, escúchanos
  • Cristo, escúchanos
  • Dios Padre Celestial,
  • Ten misericordia de nosotros.
  • Dios, Hijo, Redentor del mundo
  • Dios, Espíritu Santo,
  • Trinidad Santa, un solo Dios,
  • Santa María
  • Ruega por nosotros
  • Santa Madre de Dios,
  • Santa Virgen de las vírgenes,
  • Madre de Cristo,
  • Madre de la Iglesia,
  • Madre de la divina gracia,
  • Madre purísima,
  • Madre castísima,
  • Madre inviolada,
  • Madre virgen,
  • Madre inmaculada,
  • Madre amable,
  • Madre admirable,
  • Madre del buen consejo,
  • Madre del Creador,
  • Madre del Salvador,
  • Virgen prudentísima,
  • Virgen digna de veneración.
  • Virgen digna de alabanza,
  • Virgen poderosa,
  • Virgen clemente,
  • Virgen fiel,
  • Esclava del Señor,
  • Espejo de justicia,
  • Trono de sabiduría,
  • Causa de nuestra alegría,
  • Vaso espiritual,
  • Vaso honorable,
  • Vaso insigne de devoción,
  • Rosa mística,
  • Torre de David.
  • Torre de marfil,
  • Casa de oro,
  • Arca de la alianza,
  • Puerta del cielo.
  • Estrella de la mañana,
  • Salud de los enfermos,
  • Refugio de los pecadores,
  • Consoladora de los afligidos,
  • Auxilio de los cristianos,
  • Reina de los ángeles,
  • Reina de los patriarcas,
  • Reina de los profetas,
  • Reina de los apóstoles,
  • Reina de los mártires,
  • Reina de los confesores,
  • Reina de las vírgenes,
  • Reina de todos los santos,
  • Reina concebida sin mancha original,
  • Reina asunta a los cielos,
  • Reina del Santísimo Rosario,
  • Reina de la familia,
  • Reina de la paz,
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Perdónanos, Señor.
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Escúchanos, Señor
  • Cordero de Dios, que quitas el pecado del Mundo,
  • Ten piedad de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que nos hagamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oremos:
Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo; y por la intercesión gloriosa de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

Te lo recomendamos!

Las Glorias de María

 

San Alfonso María de Ligorio