REGOCÍJENSE

Alegre porque viene el Señor

Ayer festejamos el domingo de Gaudete o domingo de la alegría. Se nos invita en estos días a estar alegres porque el Señor está cada vez más cerca, ya está por llegar. El Señor es Amor encarnado y saber que ese amor quiere donarse por completo y morar en nosotros, nos debe hacer saltar de júbilo.

Más aún, dicho amor viene bajo la inocencia y debilidad de un niño. En este tiempo de espera contemplemos el misterio del pesebre y que es desde ahí, desde esa pobreza absoluta, donde el Divino Niño reina precisamente porque “de los pobres de espíritu es el Reino de los Cielos” (Mt 5,3).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 3 =