SERVICIO BETHÉL

SERVICIO DE FORMACIÓN

LA PALABRA BETHEL SIGNIFICA 
PUERTA DEL CIELO;

Estas son las casas donde se recibe y se imparte la formación espiritual, doctrinal, apostólica y humana de los hermanos(as) que ingresan a nuestra comunidad, como también de los laicos que se sienten llamados a vivir desde su propio estado nuestro carisma y espiritualidad.

LA FORMACIÓN

Estas casas de formación son como el vientre de nuestro cuerpo carismático donde se alberga a todos los hijos que acuden en búsqueda de la Verdad, para poder nutrirse y alimentarse de Ella como manjar que los va robusteciendo y formando a imagen del Hijo de Dios, para poder desde allí ser enviados a realizar la misión para la que han sido llamados.
El fin de nuestra formación es lograr en nuestros miembros una disponibilidad cada vez mayor para acoger el don del carisma que se nos ha dado en orden a nuestra propia santificación y la de nuestros hermanos.
Nos formamos para dar alimento sano al mundo hambriento de Verdad.
La formación para nuestros Laicos tiene como fin iluminar y ordenar todas las realidades temporales, a las que están estrechamente unidos, de tal modo que éstas lleguen a ser según Cristo, se desarrollen y sean para alabanza del Creador y Redentor” (LG 31), son instruidos con miras a que asuman sus compromisos dentro de la comunidad y sociedad; de suerte que pueda manifestarse en sus obras, oraciones, tareas apostólicas, vida conyugal y familiar, trabajo diario, etc., el germen de “vida nueva” que han recibido, como hijos de la Iglesia, por el don del Espíritu Santo.
Nuestros colegios “Mather Eucaristia”, son canales a través de los cuales, formamos una nueva generación de niños y jóvenes dispuestos a servir, en consonancia con sus familias, para la conformación de una nueva civilización del amor.

NUESTRO SANTO PATRONO:
SAN JUAN PABLO II

“Me siento feliz de veros aquí a vosotros, jóvenes rebosantes de alegría por haber dicho sí a la invitación del Señor, a servirlo con cuerpo y alma en su Iglesia».
San Juan Pablo II es el santo patrono de este servicio, porque como fiel pastor del rebaño de Dios nos enseñó a amar la Verdad y transmitirla con pasión a quienes tienen hambre de Ella.