NUESTROS SACERDOTES

Están unidos de una manera particular a Jesús Eucaristía. Caminan como corderos en la escucha permanente de la Palabra de Dios, para con ella alimentar y dar vida a todas aquellas almas que les han sido confiadas a su ministerio.