POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS

Él permanece

Nos encontramos en la semana escatológica, que nos recuerda los últimos tiempos y con ello, la venida de nuestro Señor. Es por tanto, tiempo propicio para meditar en el destino al que quiero llegar y el camino por el que realmente voy. Es el momento de elevar los ojos al Cielo y alabar a Dios que nos da nuevamente la oportunidad de dejarnos reconducir por Él, de ponernos en sus manos y de escuchar con alegría en el corazón que de todo lo que vemos“no quedará piedra sobre piedra” porque nuestra verdadera patria es el Cielo y es eterna. Demos gracias a Dios porque, aunque todo pase, Él es el único que permanece; como decía santa Teresa de Jesús: “DIOS NO SE MUDA, SÓLO DIOS BASTA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − 3 =