Homilía, 5 de Noviembre