El pecado es la verdadera enfermedad, la lepra que nos separa de Dios y que nos hace gritar desde el fondo del corazón ¡impuro, impuro!…
El Señor desea curarte de esa lepra.

No te pierdas este nuevo programa de Alimento de Vida.