9 de Mayo: San Pacomio, monje ermitaño (287 – 347)

Nació hacia el año 287 en Esna (Alto Egipto), de padres campesinos. A los 20 años se enroló en el ejército imperial. Estando preso en Tebas, se sintió impresionado por la caridad de los cristianos para con los soldados detenidos, a los que llevaban ayuda por la noche, aprovechando la oscuridad. Impulsado por Dios y viendo tal gesto, decidió hacerse cristiano. Liberado del presidio, permaneció algún tiempo como ermitaño junto a san Palemón como discípulo suyo. Posteriormente partió hacia Tabennisi, un poblado abandonado, donde recibió del Señor, en una visión, el encargo de construir un monasterio y establecerse allí. Pronto se le agregaron compañeros con los que se formó una gran comunidad. Comprobó que tal estilo de vida requería, además de la castidad perfecta, una sincera obediencia y una plena pobreza. Abrió numerosos cenobios o monasterios, para los que escribió una Regla que se hizo famosa. Murió en la Tebaida de Egipto alrededor del año 347.