9 de Enero: Santos Julián y Basilisa, Esposos (S. IV)

Según la tradición nacieron en Antínoe (Egipto), y Julián fue martirizado en tiempos de Diocleciano; son venerados por varias confesiones cristianas. Julián había recibido una buena formación en la ciencia y en la piedad, por lo que hizo voto de castidad, pero su familia le obligó a casarse con Basilisa. En cierta ocasión, cuando ambos se encontraban en el tálamo nupcial, quedó maravillada Basilisa por el olor suavísimo del aposento, al preguntar a Julián él le dijo: «El olor que sientes, es de Cristo, amador de la castidad; y a los que la guardan, los ama, y regala mucho, y les da la vida eterna… Vivamos castos y cumplamos sus mandamientos y seamos vasos dignos de su divina gracia». Así lo determinaron juntos, y posteriormente ella fundó un monasterio femenino y juntos convirtieron su casa en un hospital, donde se llegaban a atender aproximadamente mil enfermos. Santa Basilisa murió pacíficamente y san Julián fue decapitado, recibiendo del Señor la corona del martirio en premio a su perseverancia y fidelidad en la fe.