9 de Abril: Beato Tomás de Tolentino, presbítero y mártir (1250 – 1321)

Compatriota de San Nicolás de Tolentino, que es una ciudad de Marcas, en Italia. Nació aproximadamente en 1250 e ingresó muy joven en un convento franciscano. Fue uno de los más fervientes defensores del ideal de pobreza de acuerdo con la Regla de San Francisco y por esta razón fue encarcelado dos veces. Liberado de prisión por la intervención del general de la Orden, fue enviado a una misión en Armenia (país del Cáucaso Sur) con otros frailes. En 1307 participó en el Concilio de Sis, que sancionó la unión de la Iglesia de Armenia con la romana. En el apogeo de su actividad apostólica, recibió algunas cartas de Fray Juan de Montecorvino, quien le pidió ayuda desde China. En 1308, Santo Tomás estaba en Poitiers, donde presentó las necesidades de las misiones en Oriente al Papa Clemente V. Después de su intervención, el Papa estableció la primera jerarquía eclesiástica en China. Luego, llevado de su celo apostólico, emprendió otros viajes hacia el Extremo Oriente y, a finales de 1320, embarcó con otros franciscanos con destino a China. Pero al llegar a la isla de Salsetta (India) en 1321, fue arrestado junto con sus hermanos; allí defendió ante los musulmanes la deidad de Jesucristo y, con el nombre de la Virgen en sus labios, fue cruelmente martirizado el 9 de abril de 1321.