8 de Enero: Santa Gúdula, virgen (650 – 712?)

Nació en el 650 en el condado de Brabante (hoy Bélgica). Su padre era Witger, duque de Lorena, y su madre, Santa Amalberga. Tuvo dos hermanas, santa Faraildis y santa Reineldis y un hermano, San Emeberto. Era una familia aristocrática franca. Hasta los 9 años fue educada en el convento de Nivelle bajo la tutela de su madrina: Santa Gertrudis. Luego continuó teniendo en casa una vida de gran piedad y recogimiento. Frecuentemente visitaba la iglesia de Moorsel, que estaba alrededor de dos millas de la casa de sus padres.

Vivía muy consagrada a auxiliar a su prójimo y el Señor pudo hacer grandes prodigios por su medio. Su fama se extendió rápidamente por toda la región y muchos acudían a ella buscando ayuda. Después de una corta enfermedad, Gúdula murió aproximadamente en el 712. Fue enterrada en Hamme (Brabante). Más tarde sus reliquias fueron llevadas a la iglesia de Saint-Salvator en Moorsel, donde solía ir. Entre el 977 y el 992, el cuerpo de la santa fue trasladado a la capilla de San Gaugerico, en Bruselas. El obispo Gerardo I de Cambrai (1051) guió el traslado de sus reliquias a la iglesia de San Miguel en Bruselas, que más tarde se convirtió en la actual catedral de San Miguel y Santa Gúdula. Es la santa nacional de Bélgica y la patrona de la vida de Bruselas. El cráneo de santa Gúdula está conservado en la iglesia católica de santa Hildegarda en Eibingen, Alemania.