7 de Junio: San Antonio María Gianelli, Obispo y Fundador (1789 – 1846)

Nació en Italia en 1789. Desde joven se inclinó por el servicio de catequista, la atención a las familias labriegas y las obras de caridad. En 1812, después de haber recibido la ordenación sacerdotal, fue profesor de retórica en el Seminario de aquella ciudad, y trabajó intensamente durante diez años en la formación de futuros sacerdotes, que quería que fuesen doctores, pero sobre todo, santos. En dicha diócesis, en el Santuario de la Virgen del Huerto, su devoción a María llegó a su más alto grado. El amor a Cristo era para él un fuego abrasador y ese ardor lo transmitía a todos. En 1829 fundó la Congregación “Hijas de María Santísima del Huerto”, con la misión de cuidar y educar a las niñas huérfanas. Tiempo después, en 1838 fue nombrado Obispo de la diócesis de Bobbio, caracterizándole un gran celo por la salvación de las almas y edificando con su ejemplo al clero que le rodeaba. Muere el 7 de junio de 1846 en Piacenza. Fue canonizado en 1951 por el papa Pío XI.