7 de Enero: San Ramón o Raimundo de Peñafort, fundador (1175 – 1275)

Raimundo significa “Buen consejo”. Nació en el castillo de Peñafort, España, hacia el año 1175. Siendo joven, recibió el doctorado en derecho civil y canónico. En 1219 el obispo le nombró canónigo de Barcelona, pero dos años después renunció e ingresó en la Orden de Predicadores, optando así por una vida de austeridad e incesante trabajo. Era muy amable tanto con los débiles como los importantes. Predicó cruzadas como itinerante, sin dejar ayunos, vigilias y observancias de la Orden. Fue un gran amante de la Virgen María, escribió numerosas obras de gran provecho para confesores y moralistas, como la “Suma de Moral y de Derecho”. Colaboró en la fundación de la Orden de Nuestra Señora de la Merced, y creó dos institutos para la evangelización de mahometanos y judíos. El Señor lo dotó de gran humildad y prudencia para dar consejos, recibiendo a las personas que le consultaban con benignidad y dulzura. San Raimundo murió en Barcelona, el 6 de enero de 1275. Fue el primer santo canonizado en la actual Basílica Vaticana, por Clemente VIII, el 29 de abril de 1601. Es el patrón de los juristas católicos.