7 de Agosto: San Cayetano, presbítero y fundador (1480-1547)

Nació en Vicenza (Italia), su padre era militar y murió cuando éste era muy niño. Estudió en la universidad de Padua, doctorándose en derecho civil y canónico. Se trasladó a Roma y fue nombrado secretario del Papa Julio II y notario de la Santa Sede. A sus 33 años es ordenado sacerdote. Su amor y respeto por la Eucaristía fue tan grande, que después de su ordenación se preparó durante 3 meses para celebrarla por primera vez. Obediente a la inspiración divina, funda con tres compañeros, la Orden de Clérigos Regulares o Teatinos, cuyo rasgo principal era vivir los ejemplos de la primitiva comunidad apostólica de Jerusalén, despojándose de todo, poniendo toda su confianza en la Providencia del Señor. Era la época de la “reforma protestante” y su Orden fue entonces un don de Dios a las necesidades de su Iglesia, trabajando por reformarla sin dividirla, y buscando primero la renovación del hombre interior para entregarse mejor al amor de Dios y del prójimo.  Llegado el final de su vida, hallándose enfermo, dijo: “Mi Salvador murió sobre una tosca cruz. Por favor permítame a mí que soy un pobre pecador, morir sobre unas tablas”, y así murió el 7 de agosto de 1547.