6 de Julio: Santa María Goretti, virgen y mártir (1890 – 1902)

Nació en Corinaldo (Italia) en 1890, hija de humildes campesinos. Al día siguiente de su nacimiento fue bautizada y consagrada a la Virgen María. Perdió a su padre a los diez años, por lo cual su madre hubo de trabajar, dejándole el cuidado de la casa y de sus hermanos.  Era muy piadosa y asidua en la oración, realizaba sus obligaciones con alegría y asistía todos los domingos a la Eucaristía. En su primera comunión, hizo el firme propósito de morir antes que cometer un pecado. Un año más tarde, un trabajador cercano: Alejandro Serenelli, se enamoró de ella, y el 5 de julio de 1902, hallándola sola en su casa, intentó violentarla, pero María se resistió; entonces el joven, atacándola con un punzón, le ocasionó catorce heridas graves. María no murió inmediatamente, fue trasladada al hospital, alcanzó a recibir la comunión y la unción de los enfermos e hizo público su perdón a su agresor antes de morir. Serenelli no se había arrepentido, hasta que, tiempo después, soñó que la santa niña le decía que aún podía ir al cielo, así se convirtió. Fue canonizada el 24 de junio de 1950.