6 de Enero: San Andrés Corsini, Obispo (1301 – 1374)

Nació en 1301 en la Toscana, Italia. Antes de nacer, su madre dijo que había visto en sueños a su hijo en figura de lobo que se transformaba luego en cordero. Parece que en su juventud Andrés fue arrogante, ocioso y pendenciero, pero después sintió un llamamiento irresistible a la mística paz del Carmelo. Se distinguió por su gran caridad para con los pobres, austeridad y rigor en las penitencias y un gran espíritu de oración. Llevaba debajo del hábito un cilicio, con el que se imponía disciplina. Durante la peste que asoló la región, se entregó con heroísmo al cuidado de los apestados. Consagrado obispo, se distinguió por su austeridad y por la asidua meditación de las Sagradas Escrituras. Repobló los conventos vacíos por la peste y reconcilió a los disidentes. Murió el 6 de enero de 1374.