5 de Octubre: Santa Faustina Kowalska, virgen (1905 – 1938)

Nació en Glogowiec (Polonia) en 1905 y le bautizaron con el nombre de Elena. Fue educada en la fe y desde los siete años conoció su vocación a la vida religiosa. Recibió la Primera Comunión a la edad de nueve años. Sus padres le prohibieron ingresar en el convento y, ante la negativa, Elena se entregó a las vanidades del mundo. Así, durante una fiesta, tuvo la visión de Jesús cubierto de heridas, lo cual movió su corazón a responder a su llamada. Se trasladó a Varsovia, donde ingresó en la Congregación de las “Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia”. En 1926, vistió el hábito religioso como novicia y recibió el nombre de sor María Faustina. Cumplía sus deberes con fervor, viviendo con gran piedad, recogimiento y alegría, y sirviendo con amor desinteresado al prójimo. Padeció grandes sufrimientos y debilidades, pero siempre permaneció fiel al Señor, recibiendo de Él importantes revelaciones acerca de su Divina Misericordia, por ello se le conoce como su apóstol. Falleció en olor de santidad el 5 de octubre de 1938, con 33 años.