3 de Noviembre: San Martín de Porres, Religioso (1579- 1639)

Nació en Lima (Perú) en 1579. En su infancia había aprendido las labores de peluquero y dentista, y aunque por su condición de mulato era despreciado por la sociedad, su carácter manso y humilde le ganaba gran simpatía. A los 15 años solicitó ingresar en la comunidad de Padres Dominicos, pero fue acogido solamente como “donado”, que en aquel tiempo era como un sirviente la comunidad. De este modo vivió 9 años, practicando los oficios más humildes y siendo el último de todos. Finalmente, por su gran virtud y vida ejemplar fue admitido como hermano religioso en la comunidad. A todo enfermo que encontraba lo socorría, y erigió un asilo para reunir a todos los huérfanos y limosneros que pudiera, y ayudarles a salir de su precaria situación. Aunque fray Martín trataba de mantenerse en el anonimato, su fama de santo crecía día tras día. Era un hombre de mucha oración y el Señor realizaba abundantes milagros a través de él. A sus 60 años de edad, después de haber pasado 45 en la comunidad, mientras le rezaban el Credo y besando un crucifijo, murió. Era el 3 de noviembre de 1639. Toda la ciudad acudió a su entierro, y por su intercesión se empezaron a obrar numerosos milagros.