3 de Julio: Santo Tomás, Apóstol (S.I)

Tomás es conocido entre los demás apóstoles por su incredulidad, que se desvaneció en presencia de Cristo resucitado; fue él quien proclamó la fe pascual de la Iglesia con estas palabras: “¡Señor mío y Dios mío!”. Este santo, cuyo nombre deriva de una raíz hebrea, “ta’am”, que significa “mellizo”, es elegido directamente por Jesús y mencionado en los Evangelios y en el libro de los Hechos de los apóstoles. San Juan, sobre todo, nos ofrece en su Evangelio algunos rasgos significativos de su personalidad. Cuando los apóstoles salieron por el mundo a predicar la Buena Nueva, santo Tomás dio elocuente y convencido testimonio de Jesucristo nuestro Dios y Señor. Según una antigua tradición, evangelizó primero Siria y Persia, y luego se dirigió hasta la India, llegando por último a Indochina, donde recibió la palma del martirio. Desde el siglo VI se celebra el día 3 de julio el traslado de su cuerpo a Edesa.