1 de Agosto: San Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor de la Iglesia (1696-1787)

Nació cerca de Nápoles el 27 de septiembre de 1696, primogénito de siete hermanos. De niño, su familia recibió la visita de san Francisco Jerónimo, que profetizó del santo que iba a vivir noventa años, sería obispo y haría mucho bien. A sus 16 años de edad, obtuvo el doctorado en Derecho civil y canónico. Para proteger la pureza de su alma, acudía a dirección espiritual, visitaba a Jesús Sacramentado, rezaba fervientemente a la Virgen y huía de las malas conversaciones.  Pese a su brillante carrera en el Derecho y sus amplios conocimientos en diversas materias y artes, vivía temeroso de ofender a Dios por el afán de las cosas de este mundo. De hecho, siempre decía a sus compañeros: “Amigos, en el mundo corremos peligro de condenarnos”. Fue ordenado sacerdote a los 30 años y su episcopado duró trece años, aunque pidió renunciar. Entre su prolífica obra, destacan La Vocación Religiosa” y “Las Glorias de María” (que ha sido traducida a 70 idiomas). Murió el 1 de agosto de 1787.

Miércoles 1 de Agosto

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro del profeta Jeremías 15, 10. 16-21

 

¡Ay de mí, madre mía, me has engendrado para discutir y pleitear por todo el país!

Ni presté ni me han prestado, en cambio, todos me maldicen.

Si encontraba tus palabras, las devoraba: tus palabras me servían de gozo, eran la alegría de mi corazón, y tu nombre era invocado sobre mí, Señor Dios del universo.

No me junté con la gente amiga de la juerga y el disfrute; me forzaste a vivir en soledad, pues me habías llenado de tu ira.

¿Por qué se ha hecho crónica mi llaga, enconada e incurable mi herida?

Te has vuelto para mí arroyo engañoso de aguas inconstantes.

Entonces respondió el Señor: «Si vuelves, te dejaré volver, y así estarás a mi servicio; si separas la escoria del metal, yo hablaré por tu boca.

Ellos volverán a ti, pero tú no vuelvas a ellos. Haré de ti frente al pueblo muralla de bronce inexpugnable: lucharán contra ti, pero no te podrán, porque yo estoy contigo para librarte y salvarte -oráculo del Señor-.

Te libraré de manos de los malvados, te rescataré del puño de los violentos».

Palabra de Dios / Te alabamos Señor.

 

SALMO RESPONSORIAL

Sal 58, 2-3. 4. 10-11. 17. 18

 

R/. Dios es mi refugio en el peligro.

 

Líbrame de mi enemigo, Dios mío;

protégeme de mis agresores,

líbrame de los malhechores,

 sálvame de los hombres sanguinarios. R/.

Mira que me están acechando,

y me acosan los poderosos:

sin que yo haya pecado ni faltado, Señor. R/.

Por ti velo, fortaleza mía,

que mi alcázar es Dios.

Que tu favor se me adelante, Dios mío,

 y me haga ver la derrota de mi enemigo. R/.

Pero yo cantaré tu fuerza,

por la mañana proclamaré tu

misericordia, porque has sido mi

alcázar y mi refugio en el peligro. R/.

Y tocaré en tu honor, fuerza mía,

porque tú, oh, Dios, eres mi alcázar,

Dios mío, misericordia mía. R/.

 

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 13, 44-46

 

En aquel tiempo, dijo Jesús al gentío: «El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo.

El reino de los cielos se parece también a un comerciante de perlas finas, que al encontrar una de gran valor se va a vender todo lo que tiene y la compra».

Palabra del Señor / Gloria a Ti Señor Jesús.

 

31 de julio: San Ignacio de Loyola, presbítero y fundador (1491-1556)

Nació en 1491 en el castillo de Loyola (España), en una familia distinguida. Inició la carrera militar, pero a sus treinta años, fue gravemente herido defendiendo la ciudad de Pamplona. En su convalecencia, leyó la vida de Cristo y algunas vidas de santos que le producían gran alegría; y pensaba: “¿por qué no tratar de imitarlos?”. Apenas mejoró su salud, fue al Santuario de la Virgen de Monserrat a hacer penitencia. Cambió sus lujosos vestidos por los de un pordiosero, se consagró a la Virgen Santísima e hizo confesión de toda su vida. Se instaló en una cueva, en Manresa, camino de Roma, dedicándose a la oración y meditación. Allí el Señor le inspiró los Ejercicios Espirituales, base de su espiritualidad. Viajó a París, donde conoció e influyó sobremanera en la conversión de san Francisco Javier, que fue co-fundador de la Compañía de Jesús, junto a cinco compañeros más. En Roma, el Papa Pablo III, avaló su ordenación sacerdotal. Su lema era: “Todo para mayor gloria de Dios”. Murió un 31 de julio, a la edad de 65 años. Es patrono de los Ejercicios Espirituales.

Martes 31 de julio

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro del profeta Jeremías 14, 17-22

 

Mis ojos se deshacen en lágrimas, de día y de noche no cesan: por la terrible desgracia que padece la doncella, hija de mi pueblo, una herida de fuertes dolores.

Salgo al campo: muertos a espada; entro en la ciudad: desfallecidos de hambre; tanto el profeta como el sacerdote vagan sin sentido por el país. ¿Por qué has rechazado del todo a Judá? ¿Tiene asco tu garganta de Sión? ¿Por qué nos has herido sin remedio? Se espera la paz, y no hay bienestar, al tiempo de la cura sucede la turbación.

Reconocemos, Señor, nuestra impiedad, la culpa de nuestros padres, porque pecamos contra ti. No nos rechaces, por tu nombre, no desprestigies tu trono glorioso; recuerda y no rompas tu alianza con nosotros. ¿Tienen los gentiles ídolos de la lluvia? ¿Dan los cielos de por sí los aguaceros? ¿No eres tú, Señor, Dios nuestro; tú, que eres nuestra esperanza, porque tú lo hiciste todo?

Palabra de Dios / Te alabamos Señor.

 

SALMO RESPONSORIAL

Sal 78, 8. 9. 11 y 13

 

R/. Por el honor de tu nombre líbranos, Señor.

 

No recuerdes contra nosotros

las culpas de nuestros padres;

que tu compasión nos alcance pronto,

 pues estamos agotados. R/.

Socórrenos, Dios, salvador nuestro,

por el honor de tu nombre;

líbranos y perdona nuestros pecados a causa de tu nombre. R/.

Llegue a tu presencia el gemido del cautivo:

con tu brazo poderoso,

salva a los condenados a muerte. R/.

Nosotros, pueblo tuyo, ovejas de tu rebaño,

 te daremos gracias siempre,

cantaremos tus alabanzas

de generación en generación. R/.

 

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 13, 36-43

 

En aquel tiempo, Jesús dejó a la gente y se fue a casa. Los discípulos se le acercaron a decirle: «Explícanos la parábola de la cizaña en el campo».

Él les contestó: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los partidarios del Maligno; el enemigo que la siembra es el diablo; la cosecha es el final de los tiempos y los segadores los ángeles.

Lo mismo que se arranca la cizaña y se echa al fuego, así será al final de los tiempos: el Hijo del hombre enviará a sus ángeles y arrancarán de su reino todos los escándalos y a todos los que obran iniquidad, y los arrojarán al horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga».

Palabra del Señor / Gloria a Ti Señor Jesús.

 

30 de julio: San Pedro Crisólogo, obispo y doctor de la Iglesia (380 – 450)

Nacido en Imola (Italia) hacia el año 380. Una vez realizados los estudios sagrados, siendo educado especialmente en una profunda virtud enraizada en la abnegación y la oración, fue ordenado sacerdote. Permaneció en su ciudad natal, hasta que en el año 424 fue elegido obispo de Ravena. Su ardiente celo le llevó a trabajar sin tregua por la renovación de las costumbres paganas de sus fieles, que veían en su pastor una modestia ejemplar y eran alimentados por él con el manjar espiritual de la Palabra, que exponía con exquisita claridad y sabiduría en sus sermones, así como en sus escritos, lo cual le valió el apelativo de Crisólogo (boca de oro), y el ser declarado Doctor de la Iglesia por el Papa Benedicto XIII . San Pedro exhortaba a su grey a hacer de la Sagrada Eucaristía su alimento cotidiano. Era también manifiesta la gran caridad de este santo obispo, a nadie le era ajena su gran solicitud, incluso el emperador Valentiniano y su madre le tenían gran aprecio, y el Papa san León Magno hallaba en él un pastor de suma confianza. Después de una vida entregada en santo ministerio, falleció alrededor del año 450.

 

Lunes 30 de julio

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro del profeta Jeremías 13, 1-11

 

Esto me dijo el Señor: «Ve, cómprate un cinturón de lino y rodéate con él la cintura; pero no lo metas en agua».

Me compré el cinturón, según me lo mandó el Señor, y me lo ceñí.

El Señor me dirigió la palabra por segunda vez: «Toma el cinturón que has comprado y que llevas ceñido; ponte en marcha hacia el río Éufrates y lo escondes allí, entre las hendiduras de las piedras».

Fui y lo escondí en el Éufrates, según me había mandado el Señor.

Tiempo después me dijo el Señor: «Vete al río Éufrates y recoge el cinturón que te mandé esconder allí». Fui al Éufrates, cavé y recogí el cinturón del sitio donde lo había escondido: estaba estropeado, no servía para nada.

Entonces el Señor me habló así: «Esto dice el Señor: Del mismo modo consumiré la soberbia de Judá, la gran soberbia de Jerusalén. Este pueblo malvado que se niega a escuchar mis palabras, que se comporta con corazón obstinado y sigue a dioses extranjeros, para rendirles culto y adorarlos, será como ese cinturón que ya no sirve para nada.

Porque del mismo modo que se ajusta el cinturón a la cintura del hombre, así hice yo que se ajustaran a mí la casa de Judá y la casa de Israel -oráculo del Señor- para que fueran mi pueblo, mi fama, mi alabanza y mi honor. Pero no me escucharon».

Palabra de Dios / Te alabamos Señor.

 

SALMO RESPONSORIAL

Dt 32, 18-19. 20. 21

 

R/. Despreciaste al Dios que te engendró.

 

Despreciaste a la Roca que te engendró,

y olvidaste al Dios que te dio a luz.

Lo vio el Señor, e irritado

rechazó a sus hijos e hijas. R/.

Y dijo: «Les ocultaré mi rostro,

y veré cuál es su suerte,

porque son una generación pervertida,

unos hijos desleales». R/.

«Me han dado celos con un dios que no es Dios,

 me han irritado con sus ídolos vacíos;

pues yo les daré celos con un pueblo que no es pueblo,

con una nación fatua los irritaré». R/.

 

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 13, 31-35

 

En aquel tiempo, Jesús propuso otra parábola al gentío: «El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno toma y siembra en su campo; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un árbol hasta el punto de que vienen los pájaros del cielo a anidar en sus ramas».

Les dijo otra parábola: «El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, hasta que todo fermenta».

Jesús dijo todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les hablaba nada, para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta: «Abriré mi boca diciendo parábolas; anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo».  

Palabra del Señor / Gloria a Ti Señor Jesús.

Homilía: 29 de Julio

29 de julio: Santa Marta, virgen (s. I)

Vivía en Betania con sus hermanos: Lázaro y María. El Señor solía ir a su casa por el amor que les tenía, y ellos eran conscientes de la dicha que era servir al Maestro. Cuando Jesús va a resucitar a Lázaro, es ella quien sale a su encuentro. Días previos a su Pasión, el Salvador cenó en su casa, siendo atendido esmeradamente por Marta (Cf. Lc 10, 38-42).  La tradición cuenta que luego de la muerte de Jesús, la santa partió con sus hermanos a Marsella (Francia), donde ayudó a capturar un animal que estaba haciendo mucho daño al pueblo; por ese hecho y por su predicación, muchos se convirtieron y recibieron el Bautismo. Por ser diligente, ingeniosa, cuidadosa y ordenada, es la patrona de las amas de casa.

Domingo 29 de julio

PRIMERA LECTURA

Lectura del segundo libro de los Reyes 4, 42-44

 

En aquellos días, acaeció que un hombre de Baal Salisá vino trayendo al hombre de Dios primicias de pan, veinte panes de cebada y grano fresco en espiga. Dijo Eliseo: «Dáselo a la gente y que coman».

Su servidor le respondió: «¿Cómo voy a poner esto delante de cien hombres?».

Y él mandó: «Dáselo a la gente y que coman, porque así dice el Señor: “Comerán y sobrará”». Y lo puso ante ellos, comieron y aún sobró, conforme a la palabra del Señor.

Palabra de Dios / Te alabamos Señor.

 

SALMO RESPONSORIAL

Sal 144, 10-11. 15-16. 17-18

 

R/. Abres tú la mano, Señor, y nos sacias.

 

Que todas tus creaturas te den gracias, Señor,

que te bendigan tus fieles.

Que proclamen la gloria de tu reinado,

que hablen de tus hazañas. R/.

Los ojos de todos te están aguardando,

 tú les das la comida a su tiempo;

abres tú la mano, y sacias de favores a todo viviente. R/.

El Señor es justo en todos sus caminos,

es bondadoso en todas sus acciones.

Cerca está el Señor de los que lo invocan,

de los que lo invocan sinceramente. R/.

 

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 4, 1-6

 

Hermanos: Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados.

Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor, esforzándoos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todos, que está sobre todos, actúa por medio de todos y está en todos.

Palabra de Dios / Te alabamos Señor.

 

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Juan 6, 1-15

 

En aquel tiempo, Jesús se marchó a la otra parte del mar de Galilea, o de Tiberíades. Lo seguía mucha gente, porque habían visto los signos que hacía con los enfermos. Subió Jesús entonces a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Estaba cerca la Pascua, la fiesta de los judíos. Jesús entonces levantó los ojos y, al ver que acudía mucha gente, dice a Felipe: «¿Con qué compraremos panes para que coman estos?».

Lo decía para probarlo, pues bien sabía él lo que iba a hacer.

Felipe le contestó: «Doscientos denarios de pan no bastan para que a cada uno le toque un pedazo». Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dice: «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es eso para tantos?». Jesús dijo: «Decid a la gente que se siente en el suelo». Había mucha hierba en aquel sitio. Se sentaron; solo los hombres eran unos cinco mil. Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado. Cuando se saciaron, dice a sus discípulos:

«Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se pierda».

Los recogieron y llenaron doce canastos con los pedazos de los cinco panes de cebada que sobraron a los que habían comido. La gente entonces, al ver el signo que había hecho, decía: «Este es verdaderamente el Profeta que va a venir al mundo». Jesús, sabiendo que iban a llevárselo para proclamarlo rey, se retiró otra vez a la montaña él solo.

Palabra del Señor / Gloria a Ti Señor Jesús.

 

“Seguir al Señor…”