“Dios nos amó primero”…

Homilía, 22 de Octubre