2 de Agosto: San Pedro Julián Eymard, presbítero y fundador (1811-1868)

Nació en Grenoble (Francia), entró al seminario en 1831 y fue ordenado sacerdote tres años después. La devoción al Santísimo Sacramento fue siempre el motor de su corazón, llegando a afirmar: “Sin Él, perdería yo mi alma”. Esto le llevó a fundar, en 1856, la Congregación de Sacerdotes adoradores del Santísimo Sacramento. Es considerado el apóstol de la Eucaristía. Previamente en 1839, había ingresado en la Compañía de María, donde llegó a ser provincial de Francia y director de la Tercera Orden. Fundó la Congregación de las Siervas del Santísimo Sacramento en 1852 (dedicadas a la adoración perpetua y a propagar el amor al Señor). También, la Liga Eucarística Sacerdotal y la Obra de Adultos. Organizó la Archicofradía del Santísimo Sacramento y escribió obras sobre la Eucaristía. Después de múltiples dificultades, en julio de 1868, desgastado, muy delgado e incapaz de probar comida, llega a La Mure para descansar. Por el intenso calor y cansancio, llega casi sin conocimiento y con una parálisis parcial. Muere en agosto de ese año.