17 de Mayo: Beata Antonia Mesina, mártir (1919 – 1935)

Nació en un pueblo de la Cerdeña (Italia), el 21 de junio de 1919. Era la segunda de diez hermanos y, debido a la fragilidad de la salud de su madre, asumió con responsabilidad encargarse de la atención a su familia, ejercitándose en el servicio a sus hermanos. Además, era muy piadosa y tenía una gran devoción a santa María Goretti, y corrió una suerte muy parecida a la suya. Un día, poco antes de cumplir dieciséis años, volvía de la Santa Misa -a la que asistía diariamente- y se dirigía a recoger leña, de repente un hombre la asaltó con la intención de violarla. Antonia se resistió con todo su empeño, y su agresor, enfurecido, la abatió a golpes con una piedra, hasta matarla. Era el año 1935. El crimen causó un profundo impacto en la región sarda. Canonizada por san Juan Pablo II, es conocida como mártir de la pureza.