14 de Junio: San Juan Francisco Regis, presbítero (1597 – 1640)

Nació en Francia en 1597. A los diecisiete años ingresó en el noviciado jesuita de Toulouse, donde su fervor y sencillez edificaban grandemente a sus compañeros. A los 33 años fue ordenado sacerdote, dio clases en colegios y se dedicó a predicar en zonas pobres dominadas por protestantes. Su bondad y simplicidad a la hora de explicar, logró atraer hasta a los más analfabetos. Un testigo dijo: Lo que a mí me admira es que un hombre de tan pobre presencia y con sotana raída diga lo que todos dicen, sin adornos, y a veces tan duro en su hablar, con tan gran inspiración divina, que uno no es capaz de escucharle y seguir con sus pecados”. Trabajó en socorro de prostitutas, pobres y enfermos. En 1640 enfermó de pleuresía, pero aun así continuó con sus actividades. Antes de morir dijo a un hermano: Oh, hermano, veo a Nuestro Señor y a Nuestra Señora, que me abren el paraíso”, y exclamó: Señor, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Falleció el 31 de diciembre de 1640. San Juan María Vianney y san Marcelino Champagnat fueron grandes devotos suyos, y atribuyeron a su intercesión el haber podido superar cuanto dificultaba su ingreso al seminario.