13 de Noviembre: San Estanislao de Kostka (1550 – 1568)

Nació en Polonia, de padres nobles y católicos. En 1564 él y su hermano Pablo ingresaron al colegio jesuita, donde el santo mostró gran inclinación al recogimiento y la piedad mariana, nutridas con prácticas ascéticas. En 1565 el estado suprimió dicho internado, por lo que los Kostka enviaron a sus hijos bajo la custodia de un importante tutor, quien resultó ser un vehemente luterano y causa de gran suplicio para el joven Estanislao. Una vez allí, Pablo y sus amigos comenzaron a atacarle física y verbalmente por ser fiel a su fe. En 1565 enfermó de gravedad y el luterano no permitió acceso a sacerdote alguno, recurriendo san Estanislao al auxilio celestial, se le apareció santa Bárbara quien le dio el Santo Viático. Luego de ello se le apareció nuestra Señora con el Niño Jesús, sanándole de su enfermedad y comunicándole su deseo de que ingresase en la Compañía de Jesús. Obediente y presuroso, el joven se desprendió de sus galas y escapando, caminó a pie hasta Alemania; allí fue admitido por san Pedro Canisio, quien, después de varias pruebas le envió a Roma, donde le acogió S. Francisco de Borja y a donde llegó también la persecución de su familia. Vivió ejemplarmente su noviciado, hasta que, habiendo escuchado una charla acerca de las mercedes de la Virgen, le escribe una carta pidiéndole poder celebrar la fiesta de su santa Asunción en el cielo; su petición fue concedida: cayó enfermo el 14 de agosto y la madrugada del 15, rodeado de sus hermanos jesuitas, mientras veía a María Santísima venir por él, partió para la eternidad. Era el año 1568.