13 de Marzo: San Leandro, obispo (535 – 600)

Nació el año 535 en Sevilla. Fue obispo, hermano de san Isidoro (que le sucedió en el arzobispado) y de Florentina. Con su predicación y diligencia convirtió, apoyado por el rey Recaredo, a los visigodos, de la herejía arriana. Para ello, convocó el III Concilio de Toledo en el año 589, donde Recaredo, renunció a los errores heréticos e hizo profesión de fe católica, logrando con ello la unidad del reino visigodo, y la paz. A partir de entonces, y hasta su muerte (en el año 600), el sabio y santo arzobispo se dedicó a la oración, a atender sus obligaciones pastorales, al estudio de la Sagrada Escritura y a la penitencia por los pecados de su vida. Escribió una carta a su hermana Florentina, que sirvió de pauta para la vida monástica femenina, hasta el punto de ser llamada «Regla de la Vida Monástica». Es considerado uno de los Padres de la iglesia y fundador de la escuela teológica de Sevilla, se preocupó por la enseñanza oral y escrita del catolicismo y la formación de los religiosos. Murió el 13 de marzo del año 600.