12 de Mayo: Santos Nereo y Aquileo, mártires (S.V)

Fueron dos soldados romanos convertidos al cristianismo y martirizados en Roma, en tiempos de la persecución del emperador Diocleciano. Esta persecución fue la última y más sangrienta llevada a cabo por el Imperio Romano, y tuvo lugar en el siglo V. Las catacumbas de Roma cuentan con una basílica dedicada a estos santos mártires; y, gracias al hallazgo de este lugar sagrado, se descubrieron una serie de fragmentos de una inscripción que confirma los datos acerca de la vida y profesión de san Nereo y san Aquileo, asimismo, en varios bajorrelieves presentes en diferentes elementos arquitectónicos aparecen sus nombres.