12 de Febrero: Beatos Tomás Hemmeford y compañeros, presbíteros mártires (480-543)

Su ministerio sacerdotal se desenvolvió en el marco de la trágica persecución perpetrada contra la Iglesia Católica por los monarcas británicos. En aquel período la reina Isabel I, quien deseaba se reconociera su supremacía incluso en el ámbito espiritual, condenó a muerte a muchos católicos por su fidelidad al Romano Pontífice, entre ellos a los jesuitas Tomás Hemmeford, Jacobo Fenn, Juan Nutter y Juan Munden, junto a Jorge Haydock, sacerdote del vicariato apostólico de Inglaterra. Todos ellos fueron descuartizados vivos en Tyburn, cerca de Londres, el 12 de febrero de 1584. En 1929 el Papa Pío XI declaró beatos a Tomas Hemmerford, Santiago Fenn, Juan Nuter y Juan Munden, junto con otros 103 compañeros mártires y en 1987, san Juan Pablo II declaró beato a Jorge Haydock junto con otros 84 mártires, cuya sangre derramada en testimonio de la verdadera fe, es para nosotros ejemplo de entrega y fidelidad al Cuerpo místico de Cristo (la Iglesia), cuya gloriosa Cabeza, Nuestro Señor Jesucristo, ha prometido preparar una morada eterna para quienes no se avergüencen de confesarle ante los hombres.