11 de Mayo: San Mateo Lê Van Gâm, mártir (1813 – 1847)

Nació en Vietnam, en el año 1813. Fue un laico casado fervoroso en su fe, dotado además de una gran caridad para con el prójimo. Impulsado por el Señor, trasladó en su pequeña barca a los misioneros europeos perseguidos desde Singapur hasta su país natal. En su primer viaje introdujo a varios de ellos, pero en el segundo, estando ya cerca de la costa, fue descubierto por un barco militar. Iban en el junco el vicario apostólico, un sacerdote, un grupo de seminaristas, y llevaban objetos de culto. Acusado como dueño y patrón de la embarcación, fue arrestado y llevado a la cárcel de Troi-Ya-Ta. Sometido a torturas para hacerle apostatar, perseveró firme en la fe de Cristo. Después de un año de prisión, el emperador ordenó su decapitación. El 11 de mayo de 1847, antes de ser ejecutado, exclamó en voz alta: “En Dios se descubren nuevos mares cuanto más se navega”.