11 de Junio: San Bernabé, Apóstol (S.I.)

A pesar de que San Bernabé no fue uno de los doce elegidos por Jesucristo, es considerado Apóstol por los primeros padres de la Iglesia, aún por San Lucas, a causa de la misión especial que le confió el Espíritu Santo y de su activa tarea apostólica. Fue de los primeros convertidos en Jerusalén. Bernabé era un judío de la tribu de Levi que había nacido en Chipre; su nombre original era José, pero los Apóstoles lo cambiaron a Bernabé que significa ‘hombre esforzado’. Se le menciona en las Sagradas Escrituras, en el cuarto capítulo de los Hechos de los Apóstoles. El Santo fue elegido para llevar el Evangelio a Antioquía, e instruir y guiar a los neófitos; para esta misión viajó con San Pablo. Los dos predicadores obtuvieron gran éxito; Antioquía se convirtió en el gran centro de evangelización y fue ahí donde, por primera vez, se dio el nombre de Cristianos a los fieles seguidores de Cristo. Además intervino en el Concilio de Jerusalén.

Vuelto a su patria, predicó el Evangelio y allí murió (alrededor del año 60 ó 61). Se dice que fue apedreado. Otra tradición nos lo presenta como predicador en Alejandría y en Roma y además como primer obispo de Milán.