10 de Octubre: Siete santos mártires de la Orden Franciscana (1227)

Un año después de morir San Francisco de Asís, cinco Sacerdotes y un hermano lego respondieron con prontitud a la llamada del Señor a predicar el Evangelio en Ceuta (Sur de España). Ángelo, Samuel, Dónulo, León, Hugolino y Nicolás, partieron de Italia con permiso del Hermano Elías, a encontrarse con fray Daniel en España, quien sería su superior. Juntos llegaron a Ceuta y después de unos días, el domingo por la mañana, entraron en la ciudad a predicar el Evangelio. Pronto fueron llevados ante el gobernador Arbaldo, quien los encarceló. Desde entonces las mazmorras se llenaron de luz y las cadenas se rompieron mientras los frailes, con cánticos jubilosos, alababan y bendecían a Dios. El Gobernador acudió a verificar lo sucedido y se esforzó por hacerles apostatar; ante la perseverancia de los frailes, sentenció que fuesen decapitados. Antes de su ejecución cada uno se acercó al padre Daniel, a pedir su bendición y permiso para morir por Cristo. San Daniel es ahora el patrono de esa ciudad.