10 de Noviembre: San León Magno (390- 461)

Pontífice nacido en Toscana, Italia, en el año 390. Este santo, apodado “el Magno” por sus grandes obras y santidad, se considera el Papa más importante de su siglo. Había sido secretario del Papa san Celestino, posteriormente de Sixto III, y fue enviado por éste último como embajador a Francia con el encargo de tratar de evitar una guerra civil amenazante por el altercado entre dos generales. Hallándose en dicha misión, le fue comunicada su elección como Sumo Pontífice. La fama de su sabiduría se hallaba tan extendida que, cuando sus legados leyeron en el Concilio de Calcedonia la carta que él había redactado, los 600 obispos se pusieron de pie y exclamaron: “San Pedro ha hablado por boca de León”. Tuvo que enfrentarse, en los 21 años de su pontificado, a formidables enemigos, tanto externos (que trataron de destruir la ciudad de Roma), como internos (difusores de herejías entre los fieles). Pese a la complejidad de la situación, su inmensa confianza en Dios le hizo salir triunfante. Murió el 10 de noviembre del año 461.