10 de Febrero: Santa Escolástica, virgen (480-543)

Nació el año 480, en Nursia, Italia. Era hermana gemela de San Benito, quien fundó el monasterio de Montecassino.  Ella, al sentir también el llamado a la vida religiosa, abrió cerca un convento con la misma regla, llamado Piumarola, del que ella fue la abadesa. Se caracterizó por ser virtuosa y ejemplar. Pocos días antes de su muerte, fue su santo hermano a visitarla, pasando el día entero en santas conversaciones. Cuando él se disponía a volver al monasterio, Escolástica le pidió que se quedara aquella noche, y el santo le respondió: “¿Cómo se te ocurre, hermana, semejante petición? ¿No sabes que nuestra regla prohíbe pasar la noche fuera del convento?”. Pero ella juntando sus manos, con la cabeza inclinada, oró a Dios. En seguida se desató una tormenta tan violenta, que san Benito no pudo volver a su convento. Y le dijo a la santa: “Dios todopoderoso te perdone, hermana: ¿qué es lo que has hecho?Ella respondió: “Ya ves, te he suplicado a ti, y no has querido escucharme; he suplicado a mi Dios, y me ha escuchado”. Pasaron toda la noche rezando y hablando de Dios y de la Vida Eterna. San Benito volvió a su convento y, tres días después, supo que murió su hermana, pues estando en oración, vio volar hacia el cielo una paloma, que le mostró que Escolástica iba al encuentro del Padre Celestial, era el año 543.