10 de Enero: San Gregorio de Nisa, Obispo y Doctor de la Iglesia (335 –?)

Nació en el año 335. De su formación cristiana se encargaron dos santos; su hermano san Basilio y su hermana santa Macrina. En sus estudios, profundizó particularmente la filosofía y la retórica, dedicándose al principio a la enseñanza, pero después, al igual que su hermano y su hermana, se consagró totalmente a la vida ascética. Más tarde fue elegido obispo de Nisa, y con su gran celo pastoral, conquistó el aprecio de su grey. Le distinguió su lucha en defensa de la auténtica fe, tratando de resolver los enfrentamientos entre las Iglesias, participando en la reorganización eclesiástica y, siendo para todos “columna de la ortodoxia”, lo que le llevó a ser pieza clave y de vital importancia en el concilio de Constantinopla (381), que definió la divinidad del Espíritu Santo. Se conservan homilías y obras teológicas de gran valor para la formación en las verdades de fe, lo cual le valió el título de Doctor de la Iglesia. La fecha de su muerte es desconocida.