10 de Abril: Santa Magdalena de Canossa, Fundadora (1774 – 1835)

Nace en Verona (Italia) en 1774, hija de una familia noble. Muerto su padre y casada nuevamente su madre, ella y sus hermanas pasan a educadores ajenos a la familia. Enferma gravemente y, una vez curada, decide incorporarse a la Orden Carmelita. Pasado un tiempo, descubre que no es esa su ubicación y se retira, secundando la acción del Espíritu que la impulsa a dejarse amar por Jesucristo Crucificado, pertenecer sólo a Él y dedicarse incondicionalmente a los hermanos afligidos por distintas pobrezas. Hacia 1808, encuentra las primeras compañeras, que sienten también la llamada a seguir a Cristo pobre, casto y obediente. Abandonan sus comodidades y opulencia, y así funda la Institución de las Hijas de la Caridad. Su devoción a Jesús crucificado y a la Virgen Dolorosa van siempre en aumento. En pocos años se multiplican las fundaciones de la Canossa (conocidas popularmente como las canosianas), creciendo al servicio del Reino de Dios y centrándose en la educación de los pobres, la catequesis, la asistencia a enfermos en hospitales y los ejercicios espirituales para la formación en actividades pastorales. Muere en Verona el 10 de abril de 1835.